Información general

Almacenamiento RAID

Almacenamiento que encaja con tus necesidades de rendimiento del sistema, redundancia de datos o ambas.

¿Qué es el almacenamiento RAID?

RAID (matriz redundante de discos independientes, por sus siglas en inglés) es un tipo de almacenamiento en el que los datos se escriben en varios discos dentro de un mismo sistema. Las distintas configuraciones se expresan en números: RAID 0, RAID 1, RAID 5, etc. Cada tipo de RAID proporciona a los usuarios varias ventajas: mayor rendimiento, más tolerancia a errores o una combinación de ambas. Depende de cómo se escriben y distribuyen los datos.

Rendimiento profesional

Obtén el rendimiento y la protección que necesitas para flujos de trabajo creativos en los que se usan muchos datos.

Potencia de producción

Las soluciones RAID se pueden configurar para las situaciones más exigentes, como los flujos de posproducción en los que se usan muchos datos o hay mucha urgencia.

Adaptado a la nube

El almacenamiento RAID adaptado a la nube puede ser una opción ideal para particulares y empresas que quieran poder acceder a sus datos desde cualquier lugar.

Tolerancia a errores

Una configuración RAID puede ofrecer una protección y redundancia de datos elevadas cuando el tiempo de actividad y la disponibilidad son imperantes.

¿Quién necesita una configuración RAID?

Puede que te interese probar una configuración RAID si necesitas:

  • Mantener los máximos niveles de tiempo de actividad y disponibilidad del sistema.
  • Trabajar con archivos grandes sin que ello ralentice las operaciones.
  • Disponer de redundancia de datos para proteger la información importante.
  • Aumentar el posible tiempo medio entre fallos del sistema.

Almacenamiento RAID frente a copia de seguridad de datos

Aunque el almacenamiento RAID puede ayudarte a reforzar el almacenamiento, no es equivalente a una copia de seguridad de datos. Las matrices RAID reparten las operaciones de E/S entre varios discos para leer y escribir datos más rápido o replicar los datos de un disco en otros, lo que permite que todo el sistema siga funcionando sin perder ningún dato en el caso de que uno de los discos falle.

Por otro lado, las copias de seguridad de datos sirven para restaurar archivos perdidos. Así pues, mientras que las soluciones de copia de seguridad de datos están diseñadas para recuperarse de una pérdida total de los datos, los sistemas RAID lo están para directamente ayudarte a evitar esa pérdida. De forma parecida, a pesar de que los sistemas RAID refuerzan el sistema de almacenamiento en general, no se consideran una segunda copia de los datos.

Definición de las configuraciones RAID

Obtén más información sobre las configuraciones RAID más conocidas. Esto te ayudará a identificar tus necesidades, además de delimitar tus requisitos en cuanto a rendimiento, protección de datos y capacidad.

RAID 0: Alto rendimiento

RAID 0 ofrece las mejores velocidades de lectura y escritura, además de la máxima disponibilidad de capacidad de almacenamiento en bruto. Aunque el almacenamiento RAID suele asociarse a la redundancia de datos, RAID 0 no la ofrece. Lo que sí ofrece es un mayor rendimiento que cualquier otro nivel de RAID.

Esto es posible porque se separan los datos en grupos más pequeños y se almacenan en diferentes discos. Por ejemplo, en una matriz de dos discos, los datos se dividen a partes iguales entre los dos discos, de modo que se duplica la velocidad. En una matriz de cuatro discos, se cuadriplica la velocidad, y así sucesivamente.

RAID 1: protección de datos potente

RAID 1 es una opción excelente si la protección y la redundancia de datos son primordiales. Con este tipo de almacenamiento RAID, los datos se almacenan en un disco, y se conserva una copia independiente de ellos en otros discos que estén disponibles.

Esto significa que, si un disco falla, los datos siguen estando disponibles. Se trata de una estrategia con la que se obtiene la capacidad de almacenamiento útil y la velocidad de lectura de un disco, pero con una protección de datos sólida.

RAID 5: equilibrio entre protección de datos y velocidad

RAID 5, para el que es necesario un sistema de tres o más discos, ofrece el mejor equilibrio entre rendimiento y redundancia.

Para ello, los datos se dividen en varios grupos repartidos entre todos los discos disponibles y se crea una paridad distribuida, según la cual los cálculos de datos se almacenan en los discos para que, en el caso de que un disco falle, los datos o la paridad de los otros permitan recuperar el contenido perdido.

Es una configuración más rápida que RAID 1, pero, a diferencia de RAID 0, acepta la tolerancia a errores en un solo disco (sin importar cuántos haya en la matriz), lo que aporta velocidad y protección de los datos.

RAID 10: fiabilidad yrendimiento elevados

RAID 10 comprende al menos dos conjuntos con RAID 1 dentro de una configuración RAID 0. Esto permite combinar un buen rendimiento con una tolerancia a errores potencialmente más alta. La replicación aporta más redundancia, lo que implica que se pueden conservar los datos aunque se pierda hasta la mitad de los discos, siempre que la copia replicada no falle.

Por este motivo, las empresas y los equipos profesionales usan RAID 10 en flujos de trabajo intensos con mucha necesidad de tiempo de actividad y disponibilidad.

JBOD y JBOF: personalizacióny ampliación con flexibilidad

JBOD y JBOF (por sus siglas en inglés, conjunto de discos duros o conjunto de unidades flash, respectivamente) ofrecen nuevas formas de conseguir flexibilidad en dispositivos de almacenamiento RAID.

Mientras que las matrices en las que se usan tipos de RAID numerados suelen exigir reformateos para añadir discos, JBOD y JBOF permiten a los usuarios ampliar el sistema o cambiar discos sin reformatear nada.

En JBOD, es posible porque cada disco es independiente y constituye un volumen por sí mismo. Esto también implica que el riesgo de pérdida de datos está presente en un solo disco, no en toda la matriz.

Con la concatenación, los datos solo se conservan dentro de cada disco, pero el sistema los muestra todos como un volumen lógico más grande, casi como si fueran un único disco. La concatenación es más flexible que RAID y más fácil de usar que JBOD, pero puede ser más compleja que este último sistema si hay que mover discos.

  Más velocidad de lectura Más redundancia Mín. Discos necesarios
RAID 0   2
RAID 1   2
RAID 5 3
RAID 10 4
JBOD y JBOF     1

Elegir la solución RAID adecuada

Encuentra el producto RAID que se adapte a tus necesidades, ya sea aumentar el rendimiento, maximizar la redundancia de datos o ambas.

Soluciones RAID que se adaptan a tu flujo de trabajo

Sea cual sea tu sector, un sistema RAID puede ayudarte a optimizar el trabajo. Agiliza tu flujo de trabajo, establece la redundancia de datos para el contenido y los datos más importantes o personaliza la solución RAID perfecta para ti y tu equipo. Encontrarás más información en los enlaces siguientes.

Soluciones RAID para flujos de trabajo de vídeo
Soluciones RAID para flujos de trabajo de fotografía
Soluciones RAID para flujos de trabajo de música

Calculadora de capacidad para sistemas RAID

¿Quieres probar tu configuración RAID ideal? Usa la calculadora de capacidad de RAID para seleccionar un tipo de RAID y ver el espacio que te quedaría teniendo en cuenta tus requisitos.

Más información sobre RAID

BLOG

JBOD, RAID y código de borrado

Al optimizar la arquitectura de almacenamiento para cumplir los requisitos de tolerancia a errores, rendimiento y escalabilidad, los profesionales del almacenamiento se enfrentan a decisiones complicadas.

BLOG

5 consejos para diseñar un centro de datos más eficiente

Sigue estos consejos para optimizar tu centro de datos, desde cuantificar la carga de trabajo hasta consolidar el hardware.

Vídeo

¿Qué nivel de RAID es más adecuado? Necesitamos un par de minutos

¿Tienes una carcasa de almacenamiento con muchísima capacidad, pero no tienes claro qué nivel de RAID es el mejor para tu flujo de trabajo? Podemos ayudarte.

Vídeo

RAID 5: Protección extra para grabar documentales

Las realizadoras Ellen Martinez y Stephanie Ching nos muestran su flujo de trabajo para grabar documentales, que incluye una configuración RAID 5 y protección extra.

Preguntas frecuentes

RAID, que son las siglas en inglés de matriz redundante de discos independientes, sirve para organizar las operaciones de E/S en varios discos. Esto aporta diferentes ventajas a los usuarios sin tener que usar más de un sistema. Al combinar y coordinar más de un disco duro o, en algunos casos, unidad SSD, las matrices RAID permiten aprovechar el potencial de varios dispositivos de almacenamiento para obtener un mayor rendimiento o una redundancia automatizada en un solo sistema práctico y de alta capacidad.

Para aprovechar estas ventajas, hay que elegir el tipo de RAID adecuado. En algunas configuraciones RAID, los datos se leen y escriben en varios discos para potenciar el rendimiento del sistema y maximizar la productividad. En otras configuraciones, los datos se replican en varios discos, por lo que los sistemas RAID mejoran su tolerancia por esta redundancia de