Soluciones de almacenamiento para el fotógrafo profesional

El fotógrafo profesional moderno cuenta con una gran variedad de herramientas digitales a su alcance que le permiten crean contenido de forma más sencilla y obtener mejores resultados que antes. Atrás quedaron aquellos días en que los fotógrafos necesitaban habitaciones oscuras, químicos y papel fotográfico con un tratamiento especial y costoso para las fotografías, la revolución digital cambio todo eso. En la actualidad, los resultados son inmediatos. Gracias a las cámaras digitales y al almacenamiento digital, los fotógrafos no tienen que esperar a revelar las fotografías para poder verlas.

Independientemente de que sea un profesional con experiencia o un novato en la fotografía, en este artículo conocerá las herramientas que le facilitarán el trabajo y le permitirán obtener los mejores resultados. Supongamos que ya eligió las mejores cámaras digitales que se ajustan a sus necesidades y nos enfocaremos en el almacenamiento digital, en la forma de administrar su biblioteca de trabajo, en la edición y optimización de imágenes, y en cómo archivar y compartir con terceros. Analizamos y responderemos algunas de las preguntas que habitualmente hacen varios fotógrafos, como las siguientes:

Descripción del almacenamiento para fotografías

SSD frente a HDD
Según la mayoría de los fotógrafos, el almacenamiento nunca es suficiente. Siempre prefieren guardar la mayor parte de su trabajo, sin descartar imágenes útiles. También querrán tener 2 o 3 copias de seguridad de su trabajo, para asegurarse de que sus imágenes están protegidas en caso de que suceda alguna catástrofe imprevista, como la falla de un disco o algún daño accidental. Con el objetivo de hacer frente a los desafíos a los que se enfrentan los fotógrafos en la actualidad, le presentamos algunas buenas soluciones de discos HDD y SSD que puede elegir.

Disco HDD para fotografía
Los discos HDD son la forma más rentable de almacenar cientos de archivos, ya que están disponibles en grandes capacidades (hasta 18 TB en un solo disco). Las unidades de disco duro también son excelentes para archivar porque están diseñados para almacenar datos de forma confiable por períodos de tiempo prolongados.

Disco SSD para fotografía
Por otro lado, los discos SSD para fotografía son más costosos por TB que los HDD; sin embargo, se puede transferir datos y acceder a estos de forma más rápida. Otra ventaja de los discos SSD es que son ligeros y duraderos sobre la marcha.

A medida que carga su trabajo en los discos, estos se convierten en archivos en sí mismos y puede organizarlos y almacenarlos como crea conveniente. Cuando necesite más almacenamiento, sencillamente puede comprar más o eliminar el almacenamiento existente para guardar nuevo trabajo o guardar sus datos existentes como copia de seguridad física de su trabajo. También tenga en cuenta que puede compilar todos los discos “pequeños” en un disco más grande para organizarse de forma más sencilla.

Tarjetas SD y microSD

Las antiguas cámaras con cinta incorporada quedaron en el pasado y dieron lugar a las cámaras digitales que pueden almacenar cientos o incluso miles de fotos de alta calidad gracias a la tarjeta de memoria flash extraíble que viene incorporada. Las tarjetas SD y microSD están disponibles en distintas velocidades y capacidades. Solo asegúrese de elegir una que sea compatible con su dispositivo. Le sugerimos que compre una tarjeta cuya velocidad sea más rápida que la de su cámara. Una tarjeta con velocidades más rápidas, acelerará su flujo de trabajo cuando llegue el momento de descargar sus fotografías.

Las tarjetas SD llegaron al mercado primero y tienen un tamaño ligeramente más grande que las tarjetas microSD; de hecho, la mayoría de las tarjetas microSD traen un adaptador de tarjeta SD para que se puedan usar en los lectores SD estándar. Prácticamente, la funcionalidad entre los dos factores de forma sigue siendo la misma. La tarjeta microSD más pequeña se usa en dispositivos como teléfonos inteligentes, consolas de juegos portátiles y tabletas, mientras que varias cámaras vienen equipadas con una ranura para tarjeta SD que admite por igual las tarjetas SD y microSD (con un adaptador).

Descarga y copia de seguridad de su trabajo

El almacenamiento flash extraíble de su cámara comienza a llenarse a medida que toma fotografías. La cantidad de fotografías que puede almacenar depende de la resolución de fotografía que configure. La tarjeta se llenará más rápido con fotografías HD (o de alta resolución) que con fotografías SD (definición estándar) porque el tamaño del archivo es más grande.

Muchos fotógrafos profesionales prefieren capturar fotografías en formato RAW, con una resolución muy alta. Este método puede llenar el almacenamiento flash rápidamente. En algún momento, su tarjeta flash llegará al límite de capacidad y tendrá que descargar o eliminar archivos para hacer espacio para las fotografías nuevas.

Casi todos los fotógrafos querrán revisar su trabajo en un equipo portátil, tableta o teléfono inteligente para decidir qué fotografías conservar o eliminar. Cuando tenga todas las fotografías que desea conservar, querrá almacenarlas en un medio digital que las guarde de forma confiable y, que a su vez, le permita editarlas y compartirlas con colegas. Existen varias formas de hacerlo:

Conserve las fotos que desee en la tarjeta SD creando un archivo (es similar a conservar los “negativos”), y luego inserte en su cámara una tarjeta nueva y vacía para comenzar a capturar fotografías nuevamente.

Elija un disco portátil o una unidad flash USB con la que obtendrá flexibilidad para transportar su trabajo entre sus dispositivos, por ejemplo, desde su equipo portátil a su estudio o su lugar de trabajo en el hogar.

Los discos externos de escritorio poseen un almacenamiento similar a los discos portátiles, pero son para el hogar o la oficina y se puede extender su capacidad.

Use los discos internos para editar más rápido que con los discos externos. Elija un equipo portátil o PC con un disco interno rápido o actualice su dispositivo actual con un disco interno rápido.

Dispositivos RAID de múltiples discos que se pueden transportar para trabajos remotos y funcionan rápido cuando tiene que trabajar con grandes cantidades de datos como fotografías de extrema alta resolución o fotografías en formato RAW.

El almacenamiento en la nube le permite cargar contenido en un servidor remoto y puede acceder a sus archivos desde cualquier lugar donde tenga conexión a Internet.

Use un disco habilitado para Wi-Fi que descargará las fotos de su cámara equipada con Wi-Fi directamente al disco a medida que haga capturas.

Discos portátiles para fotógrafos

Los fotógrafos profesionales actuales y pueden elegir entre varios factores de forma, capacidades y velocidades de almacenamiento. Veamos algunos de los más conocidos:

Unidad de disco duro portátil

Las unidades de disco duro portátiles son una opción popular debido a que son versátiles y están disponibles en varias capacidades. La mayoría está basada en HDD y equipada con una interfaz USB. Asegúrese de verificar cuál versión de USB es la indicada para su computadora.

  • La más común es USB 3.0.
  • Las computadoras más modernas tienen conexiones USB-C o Thunderbolt, que ofrecen velocidades mucho más rápidas que USB 3.0.

Discos de estado sólido portátiles

Los discos de estado sólido portátiles ofrecen velocidades más rápidas que los discos HDD, pero en menores capacidades y comparten los mismos tipos de interfaz USB que los discos HDD portátiles.

  • Estos discos son excelentes para la edición de fotografías en el mismo SSD debido a sus tiempos de respuesta rápidos.
  • Los discos de estado sólido llegan a ser más resistentes en el campo porque no poseen partes movibles y pueden soportar movimientos bruscos ocasionales y caídas accidentales.

Dispositivos RAID portátiles

Los dispositivos RAID portátiles agrupan dos o más discos SSD o HDD para que trabajen en conjunto en un gabinete diseñado específicamente para ofrecer capacidades masivas y mayores velocidades según el tipo de configuración RAID que elija.

  • Por lo general, están equipados con discos SSD o HDD con ajustes especiales, diseñados para trabajar en un entorno RAID de forma permanente.
Soluciones de almacenamiento en línea para fotógrafos

Las soluciones en línea son fantásticas opciones en cuanto a la capacidad y la flexibilidad. Le presentamos algunos elementos para que tenga en cuenta:

Soluciones de almacenamiento en línea

Las soluciones de almacenamiento en línea, servicios en la nube, como Dropbox, Box®, y Amazon AWS® generalmente suponen un cargo mensual por el espacio de almacenamiento (y a veces una tarifa mensual de mantenimiento) luego de que el usuario haya excedido la cantidad de capacidad gratuita que se le suministró inicialmente. Se cargan las fotos a un servidor remoto y se puede acceder a ellas desde cualquier lugar, siempre que cuente con acceso a Internet.

Nube personal/NAS

Fomente la colaboración en equipo al configurar un Servidor conectado en red (NAS), un dispositivo de un solo disco o de múltiples discos conectado a la red de su hogar u oficina, que permite el acceso remoto a cualquier miembro del equipo que cuente con permiso y conexión a Internet.

Se puede cargar, editar y compartir fotos y demás contenido multimedia de forma remota, mientras todos los archivos permanecen en un solo repositorio en línea, accesible desde cualquier lugar. La ventaja que presenta es que no hay tarifas mensuales ya que la configuración inicial establece una conexión mediante el uso de su propio servicio de Internet.

Flujo de trabajo de almacenamiento del fotógrafo profesional

1. Configuración de la cámara y captura de imágenes

El proceso del flujo de trabajo del fotógrafo comienza con una cámara digital de calidad. Puede elegir entre los siguientes formatos:

  • La mayoría de los fotógrafos prefieren capturar fotografías en formato RAW. Las imágenes RAW se pueden comprimir o descomprimir y se pueden usar todos los datos capturados por el sensor de la cámara, por lo que las fotografías tienen un tamaño de archivo mucho más grande que las fotografías con formato JPEG. Las imágenes RAW se deben editar y procesar antes de que estén listas para ser exportadas, por lo que el fotógrafo tiene control total sobre la exposición, el equilibrio de color, la resolución y otros aspectos.
  • El formato JPEG es un formato comprimido que posiblemente no requiera de ningún trabajo de posproducción y es más usual entre los fotógrafos ocasionales. Según su cámara, puede decidir con antelación la configuración del perfil de colores, la compresión, la resolución de la imagen y el balance de blancos que usará para obtener resultados óptimos sin llevar a cabo la edición de posproducción.

2. Transferencia de imágenes a su dispositivo inteligente o equipo portátil

Existen varias formas mediante las cuales puede transferir imágenes a su teléfono inteligente, equipo portátil o tableta:

  • Conecte la tarjeta SD, microSD, CompactFlash, XQD o CFExpress a su computadora por medio de un lector de tarjeta integrado o un lector de tarjeta habilitado para USB conectado a un puerto USB disponible, o conecte su cámara a su computadora directamente por medio de un puerto USB disponible.
  • Las cámaras habilitadas para Wi-Fi primero escriben la imagen en una tarjeta de memoria interna y luego se pueden descargar las fotografías directamente a un servidor en la nube o a un dispositivo de almacenamiento habilitado para Wi-Fi. Nota: Las cámaras digitales no pueden capturar fotografías si no tienen una tarjeta de memoria insertada.
  • Ciertos programas como Apple iPhoto®, Hedge®, Adobe Lightroom®, y Adobe Bridge® (entre otros) pueden automatizar el proceso y ayudarlo a mantener sus archivos organizados y etiquetados adecuadamente. Estas aplicaciones transfieren datos de forma segura y proporcionan registros que se encargan de verificar que la copia de cada archivo sea exitosa y no esté corrompida. También reanudan el proceso (fácilmente) si se interrumpe la transferencia.
  • Use un disco externo portátil o una matriz NAS para hacer una copia de seguridad y archivar las fotografías que desea conservar. Llevar a cabo la copia de seguridad de su trabajo en un dispositivo aparte es la mejor forma de prevenir la pérdida o eliminación accidental del material.
  • Utilice la interfaz de su computadora para mover o copiar los archivos que desee a un dispositivo de almacenamiento conectado mientras elimina las fotografías que no desea; este método libera espacio en la tarjeta para acomodar nuevas fotografías. Sin embargo, no se recomienda este método ya que corre el riesgo de perder datos. También cuenta con la opción de actualizar la capacidad interna, así no tiene que transferir archivos con tanta frecuencia.

3. Edición y procesamiento de imágenes

Una vez que haya descargado sus imágenes a un dispositivo, es momento de hacer la revisión de calidad. Revise cada fotografía y haga la edición que sea necesaria. Utilice su herramienta de edición de fotografía favorita como Adobe Photoshop® o Lightroom para corregir el color, hacer retoques y corregir la exposición, entre otras acciones.

La edición fotográfica puede ser un proceso largo en función de lo que desee corregir en una imagen determinada. Este paso es fundamental para apartar las mejores imágenes de aquellas que no quiera conservar. Si no desea eliminar ninguna imagen, puede descargar las “desestimadas” en un disco portátil para examinarlas luego.

4. Organización, copia de seguridad y archivo

En cuanto haya revisado y editado sus fotografías, querrá ordenarlas, colocarlas en carpetas y nombrar los archivos con cuidado para poder buscarlos fácilmente más adelante. Si no quiere tener que hacer el tedioso proceso de forma manual, cuenta con la opción de usar aplicaciones como Adobe Lightroom o Apple iPhoto, que pueden automatizar gran parte del trabajo.

Por supuesto, no quiere que cientos de fotografías ocupen lugar en su computadora y que, posiblemente, la ralenticen en el proceso, por lo que es fundamental que cree una copia de seguridad organizada de su trabajo para poder localizar con facilidad lo que necesite en el futuro.

Nuestra regla para las copias de seguridad es sencilla: 3-2-1. Tres copias, dos ubicaciones y una copia desde la cual trabajar. Puesto que la fotografía es su sustento, tener dos o tres copias de seguridad en diferentes ubicaciones lo ayudará a asegurarse de que sus imágenes estén protegidas. Piense en la posibilidad de usar varios dispositivos para guardar distintas colecciones a las que pueda acceder fácilmente:

Tarjetas SD y microSD o discos miniatura o flash para cantidades limitadas de datos.

Dispositivos de almacenamiento de escritorio, en la nube o NAS para grandes cantidades de almacenamiento.

Discos HDD o SSD portátiles para capacidades superiores.

5. Exportación de imágenes

Ya sea que esté preparando imágenes para la red o para imprimirlas, necesitará exportarlas de alguna forma. Existen varias formas de hacerlo:

  • Si su objetivo es imprimirlas, puede copiar su imagen definitiva a un disco miniatura y a una tarjeta SD para poder enviarla más fácilmente por correo postal o correo electrónico a un estudio de impresión remoto. Asimismo, puede grabarlas en un DVD o un CD. Algunos vendedores también prestan un servicio de carga FTP para el envío instantáneo de transferencias.
  • Puede compartir sus imágenes en un servidor de nube personal e invitar a terceros a compartir con usted o, si tiene varias imágenes, puede copiarlas en un disco portátil para transportarlas fácilmente a una ubicación remota.
  • El tamaño de archivo de las imágenes de la red por lo general es más liviano y se puede enviar las imágenes por correo o cargarlas a un servidor remoto de forma electrónica. Independientemente de la forma que elija, asegúrese de hacer una copia de seguridad de su trabajo en caso de que algo salga mal cuando haga la transferencia o si el archivo se pierde o elimina de forma accidental.

Preguntas frecuentes de fotógrafos profesionales